¿Cuál es la primera vela que se enciende en la corona de Adviento?

La corona de Adviento es un símbolo que anticipa la Navidad, y está compuesta de 4 velas que se encienden una a una cada domingo en un momento de recogimiento y oración familiar.

¿Cuál es la primera vela que se enciende en la corona de Adviento?

El Adviento es el tiempo litúrgico de preparación para la Navidad, 4 semanas antes de la Navidad; entre las tradiciones religiosas más representativas de este tiempo, está la corona de Adviento. A continuación conoce cuál es la primera vela que se enciende en la corona de Adviento.

La corona de Adviento es un objeto circular compuesto por 4 velas, ramas verdes, y un listón rojo, básicamente, pero puede adornarse con otros detalles navideños según la creatividad de cada familia.

La corona de Adviento reúne a las familias para un momento de oración desde el primer domingo de Adviento, día en el que se enciende la primera vela de la corona de Adviento.

El tiempo de Adviento comprende generalmente 4 domingos, y en algunos años se considera hasta un quinto domingo de Adviento, de acuerdo a los ciclos litúrgicos de la Iglesia Católica.

¿Qué vela se prende el primer domingo de Adviento?

La corona de Adviento está compuesta por 3 velas moradas y 1 vela rosada, de las cuales, la primera en ser encendida es una vela morada, esta debe ser encendida solo el primer domingo de Adviento, y las demás deben permanecer apagadas.

La segunda semana de Adviento se enciende segunda vela morada, la tercera semana de Adviento se enciende la tercera vela morada, y la cuarta semana de Adviento se enciende la vela rosada.

¿Qué es el adviento?

El Adviento es un tiempo de recogimiento, arrepentimiento, ayuno, oración, y limosna. Son cuatro semanas en las que se prepara el corazón para celebrar el Nacimiento de Jesús con un corazón limpio.

La vela morada que se enciende el primer domingo de Adviento simboliza justamente el inicio de un tiempo de más oración, ayuno, mortificación, y sobre todo, arrepentimiento y conversión.

Encender la primera vela de la corona de Adviento es empezar bien el nuevo año litúrgico, pues así como existe un calendario civil de doce meses, la Iglesia tiene su propio calendario litúrgico que comienza con el primer domingo de Adviento.

El año litúrgico 2022 comenzará el 27 de noviembre con el primer domingo de Adviento y se extenderá hasta el 18 de diciembre, cuarto domingo de Adviento, día en el que se enciende la última vela de la corona de Adviento.

La Iglesia propone algunas oraciones y lecturas reflexivas para rezar cada domingo en torno a la corona de Adviento. Del mismo modo, las lecturas de la Santa Misa en Adviento están orientadas a la conversión de los fieles.

¿A qué hora se enciende la vela de la corona de adviento?

Es importante hacer bendecir la corona de Adviento antes de encender la primera vela en familia, para esto solo hay que ir a la Santa Misa muy temprano y dejar las coronas delante del altar para que el sacerdote las bendiga durante la Misa.

Al final de la Misa y después de haber comulgado, puedes recoger tu corona de Adviento del altar, y llevarla a tu casa para encender la primera vela de Adviento junto a tu familia, mientras se unen en oración.

Se acostumbra que dentro de la familia haya un encargado de encender las velas cada domingo de Adviento, otro responsable para hacer la limpieza del altar, y el responsable de dirigir la oración es generalmente el jefe de familia.

Después de encender la primera vela de la corona de Adviento y hacer la oración respectiva, puedes acompañar con cantos en torno al Adviento.

Tanto las oraciones como los cantos de Adviento para rezar en familia, los puedes encontrar en folletos católicos que difunden en las parroquias y librerías católicas.

En ocasiones se acostumbra colocar una vela blanca en el centro de la corona de Adviento, cuando faltan pocos días para el 25 de diciembre, o cuando el calendario litúrgico considera 5 domingos de Adviento.

Pasado el tiempo de Adviento, la corona de Adviento se cuelga en la puerta de la casa, y las velas se pueden dejar en el altar familiar para encenderlas en Nochebuena en torno al Nacimiento.

La Iglesia no es estricta en cuanto al color de las velas de la corona de Adviento, y en caso de que una familia no pueda conseguir las 3 velas moradas y la vela rosada, se pueden reemplazar únicamente con 4 velas blancas, que son más fáciles de conseguir.

Lo más importante no es tener las velas más grandes o costosas en la corona de Adviento, sino la devoción con que se vive este tiempo de oración y reflexión en donde Dios va preparando a sus fieles para la gran fiesta de Navidad.

Subir