¿Qué significa soñar con fuego o incendios?

¿Sabías que, si en tus sueños provocas un incendio, significa que estás viviendo un mal momento económico?

Generalmente, el fuego simboliza destrucción, pasión, deseo y transformación. Así como también, los cambios y viajes.

Soñar con fuego puede tener varios significados dependiendo de la situación en la que te encuentres en el sueño.  Si recientemente has tenido este tipo de sueños, y te preocupa conocer su significado, en esta nota conocerás de qué se trata.

¿Qué significa soñar con incendio?

Este es uno de los sueños más comunes. El fuego representa cambio de estados, trasmutación y renacimiento.

Al soñar con incendios, nuestro subconsciente nos está expresando que existen o existirán periodos de cambio en tu vida. Dependiendo de las emociones que sentiste en el sueño, podrás estimar si este cambio será positivo o no.

Por otro lado, otras creencias reconocen al fuego como un elemento transmutador de la materia y del espíritu; el que destruye para construir, la base del cambio general; se le representa como el destructor; pero al mismo tiempo el creador de la pasión y de la intensidad emocional.

¿Qué significa soñar que se quema una casa?

Soñar con que una casa se está quemando representa pasión y amor, aunque esto también va a depender si en el sueño la casa es o no tuya.

En el caso de ser tu casa la que se está incendiando, esto puede significar que estás sufriendo una época de estrés que está poniendo en peligro lo más importante que tienes, eso que guardas en casa.

Tus sueños, tus aspiraciones, pero también tu familia, tu pareja.

Por otra parte, soñar que se incendia una casa que no es tuya representa conflictos y mala relación con tus seres queridos parejas, hijos o padres.

¿Qué significa soñar con armas de fuego?

Cuando soñamos con armas de fuego significa que estamos experimentando un momento de cambio y agitación en nuestra vida.

En este sentido, será necesario enfrentarse a grandes dificultades. Por otro lado, este tipo de sueños también puede sacar a traslucir el miedo que se siente en el fondo de ser victima de un asalto y la necesidad de sentirse seguro y protegido.

Subir