Perú

Congresista propone convertir penal de 'El Sepa' en instalación de alta seguridad

La propuesta de reabrir el penal de 'El Sepa' como centro de máxima seguridad desata un intenso debate político en Perú, entre preocupaciones por su histórica reputación y posibles implicaciones para los derechos humanos.

El proyecto de reabrir el penal de 'El Sepa', ubicado en una zona remota de la selva peruana, ha generado un intenso debate político, encabezado por la congresista Heidy Juárez, del partido Podemos Perú. La propuesta busca convertir este establecimiento en un centro de máxima seguridad para reclusos condenados por delitos graves, con el fin de garantizar un aislamiento total del exterior y aliviar el hacinamiento en otras cárceles del país.

El proyecto de ley presentado por Juárez establece que el Centro Penitenciario del Sepa operará como una instalación de máxima seguridad, destinada a reclusos sentenciados por delitos graves que representen una amenaza real para la sociedad. Para ello, se exige al Instituto Nacional Penitenciario (INPE) implementar medidas de seguridad estrictas para evitar cualquier comunicación no autorizada, excepto durante las visitas programadas.

La selección de reclusos de alta peligrosidad que serán trasladados a esta instalación será responsabilidad del INPE, en colaboración con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. La congresista Juárez fundamenta su propuesta en la percepción de que los centros penitenciarios actuales no son lo suficientemente seguros y que es necesario trasladar a los delincuentes a cárceles más seguras.

Cabe destacar que la idea de reabrir el penal del Sepa no es nueva en la política peruana. Anteriores líderes, como Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, prometieron su reapertura durante campañas electorales, aunque estas propuestas no se materializaron. La ubicación estratégica y la infame reputación del penal lo convirtieron en el destino para albergar a prisioneros políticos y opositores al régimen en el pasado.

Figuras destacadas, como Javier Heraud, Hugo Blanco y Luis Nieto, estuvieron recluidas en el penal del Sepa en el pasado, lo que le otorga un significado histórico importante en la lucha política en el país. Sin embargo, la propuesta de reabrir este penal ha generado preocupaciones entre organizaciones de derechos humanos, que ven en ella signos de un discurso autoritario por parte de las autoridades.

Subir

Este sitio usa cookies de Google para ofrecer sus servicios y analizar el tráfico. Más información