¿Cómo eliminar los gases intestinales rápidamente?

Existen muchas maneras de eliminar los gases, si te digo que hasta tomando una infusión de té y salir a caminar puedes estimular a tu intestino para que este puede eliminar los gases mucho más rápido.

En algunos casos es un poco complicado la eliminación de gases por lo que puedes optar por las siguientes medidas como aplicar una presión en la parte baja del abdomen para así estimular y eliminar los gases.

A continuación, te detallaremos cuales son las mejores opciones que tienes para eliminar los molestos gases atrapados dentro de ti:

  1. Presionar el abdomen
    Esta opción es muy buena ya que te permite eliminar los gases de forma rápida y sencilla. Solo debes acostarte boca arriba flexionando las rodillas sobre el abdomen y es ahí donde aplicaras una fuerza hacia tu abdomen que es empujada con ayuda de tus piernas.
  2. Realizar constantemente masajes sobre tu abdomen
    Otra de las muchas opciones es estimular tu tracto digestivo mediante masajes circulares sobre tu abdomen. Estos movimientos los realizaras en sentido horario, simulando el empuje de los gases hacia afuera del cuerpo.
  3. Ingerir infusiones contra los gases
    Muchas infusiones son beneficiosas para nuestro organismo y frente a este mal no es la excepción. El te de hinojo con toronjil tiene bastantes propiedades antiespasmódicas que te ayudan a disminuir el dolor en la región abdominal.
    Es muy sencillo de preparar, solo tienes que colocar una cucharadita de toronjil y una cucharadita de hinojo en una taza hirviendo, dejas reposar por unos 10 minutos y listo ya puedes tomarlo
  4. Jugo con laxante para el estreñimiento
    Los jugos en a mañana son una muy buena idea para aliviar los síntomas del estreñimiento. So mucho mejor si preparamos jugos de fruta, ya que estas contienen una cantidad alta de fibra que ayuda a nuestros intestinos a movilizar las evacuaciones de forma mas sencilla.
    Debemos recordar que es muy importante beber agua en cantidades de 2 litros diarios, esto con el fin de que los intestinos no reabsorban el agua que va con las heces y así estas no se pongan duras y generen problemas al evacuar.
Salir de la versión móvil