¿Qué es bueno para el susto de un bebé: Síntomas de que un bebé está asustado?

La involuntariedad de diversos reflejos o movimientos hechos por los bebés recién nacidos son una clara señal de que el estado de salud está llevándose de manera normal.

El sobresalto de un bebé o también llamado, el reflejo del Moro es un reflejo que presentan todos los bebés con pocos días de nacidos.

Normalmente aparece la primera semana de haber nacido y continúa así durante dos o cuatro meses después.

Este sobresalto hace que los bebés extiendan sus brazos rápidamente y abran sus manos instantánea y simultáneamente, con las palmas hacia arriba, alargando los dedos y, a la vez, flexionándolos un poco.

Síntomas de que un bebé está asustado

Son varios los síntomas que pueden determinar que tu bebé está pasando por un proceso de Reflejo de moro y son los que se presentarán a continuación:

  1. El bebé tensa los hombros y la espalda.
  2. Abre los ojos rápidamente como si estuviera asustado.
  3. En algunos casos empieza a llorar desesperadamente.
  4. Retracción en los brazos con codos flexionados.

¿Es normal que mi bebé se asuste?

Sí, es muy normal que el bebé tenga un reflejo de Moro, puesto que la ausencia de este sugiere un daño irreparable en el cerebro o la médula espinal, lo cual puede ser por una clavícula fracturada o por el daño de un grupo de nervios del plexo branquial.

Sin embargo, esto no es para siempre. Hay que tener en cuenta que el reflejo de Moro dura hasta los cuatro meses de recién nacido, por lo que, el que persista más allá del cuarto o quinto mes de edad, puede ser por problemas neurológicos severos o por otros temas que es mejor consultar con el pediatra.

No debes de asustarte si tu bebé presenta síntomas del reflejo de moro, al contrario. Estos movimientos primarios involuntarios significan un gran desarrollo normal en el recién nacido. Solo debes de tener en cuenta que estos no deben de durar más de lo habitual.

Go up