¿Qué hacer si mi recién nacido está estreñido?

Los recién nacidos suelen presentar problemas para realizar sus evacuaciones con normalidad. Esto puede deberse a dos causas: la disquecia y el estreñimiento. Si sospechas que tu recién nacido sufre de estreñimiento en la siguiente nota te contamos qué puedes hacer.

Que los recién nacidos estén estreñidos se produce cuando el bebe tiene heces duras y con color atípico. Contrario a lo que se piensa el estreñimiento no tiene que ver directamente con  el número de deposiciones que el infante hace durante al día. Así pues tenemos niños que no pueden defecar durante días, pero no sufren de estreñimiento dado que sus heces son blandas y de color normal. Así que te informaremos que hacer si tu recién nacido está estreñido.

Además, el estreñimiento puede diagnosticarse porque presenta otros síntomas como la inflamación del abdomen acompañado de sangrado al defecar. Si tu infante presenta esta sintomatología acude a su pediatra de cabecera para que descarte alguna otra enfermedad.

Es común que los padres confundan el estreñimiento con una afección llamada disquecia que es muy común en los recién nacidos. La disquecia se produce cuando el menor de manera involuntaria cierra su ano cuando intenta defecar, acción que le produce frustración y en consecuencia llanto. Los padres piensan que el llanto es producto del esfuerzo que el infante realiza por expulsar las heces. Esta enfermedad es propia de la inexperiencia del menor para controlar su sistema digestivo, pero suele desaparecer con el pasar de los días. 

Si tu recién nacido ha sido diagnosticado con estreñimiento por un pediatra hay algunos consejos que te ayudarán a mejorar su tránsito intestinal:

Salir de la versión móvil